Patrones de la cubierta

Existen múltiples patrones de la cubierta de un tipi, unos son tradicionales, que caracterizan a las diferentes tribus Nativo-americanas, y otros modernos, creados por cada fabricante.

Generalmente trabajamos con dos tipos de patrones basados en modelos históricos Sioux y Blackfoot. Ambos comparten una característica en común, el plan del suelo no es un círculo, más bien tiene forma de huevo, o sea es más alargado en la línea desde la entrada hasta el fondo. A consecuencia de esta particularidad, el tipi visto de lado, tiene una ligera inclinación hacia atrás.

Hay que tener en cuenta siempre, a la hora de calcular el espacio final que ocupará la estructura, que los palos de las aletas de humo necesitarán un metro más alrededor del tipi para poder moverlos a conveniencia. Por lo que un tipi de 6m necesitará un espacio mínimo de 7m de diámetro.

El tipi Sioux es considerado un “patrón clásico”, preferido por la mayoría de los fabricantes modernos. Su característica más destacada es la forma y el tamaño de las aletas de humo (Flaps), que favorecen la salida de humo más que en otros tipis. También gracias a este detalle, la cubierta queda mejor ajustada en la parte de arriba, dejando mucha menos apertura alrededor del nudo de los palos. Los resultados son: menos goteras y un tiro más estable.

El tipi Blackfoot se caracteriza sobre todo por tener las aletas de humo anchas y cortas y una apertura más amplia, permitiendo así una mayor entrada de luz, sobre todo cuando la cubierta haya ennegrecido con el tiempo por el humo. Una ventaja sobre el tipi Sioux es el sistema de fijar los dos palos exteriores a los flaps ( las aletas de humo ), siendo mucho más cómodo a la hora de colocarlos y manipularlos. Esto también los hace más estables frente a los fuertes vientos. Hay otros patrones históricos que tienen este mismo sistema.

La forma de la entrada

Es un detalle importante a tener en cuenta dependiendo del uso que le demos al tipi.

Caballo en el tipi

La entrada con forma ovalada, cerrada abajo ( formando un “escalón”) , hace que el cover quede más ajustado, haciendo el efecto de un cinturón que mantiene la lona siempre tensada. Otra ventaja es que la puerta se cierra mejor que con otros tipos de entradas. Es la forma más usada en los tipis tradicionales.

El inconveniente es la incomodidad a la hora de entrar e introducir objetos grandes en el tipi. Esta entrada dificulta relativamente el paso, sobre todo a niños y personas con movilidad reducida.

A pesar de todo, pensando en el tipi como vivienda, nosotros preferimos este tipo de entrada.

Tipi 10m en la encantada

La entrada con forma triangular, abierta hasta abajo, crea un acceso más cómodo al tipi. Es ideal para eventos, talleres o campamentos, donde hay personas que no están familiarizadas con esta estructura.

Pero este tipo de entrada también tiene algunas desventajas, sobre todo cuando se trata de un tipi montado de forma permanente. La cubierta se destensa en la parte de abajo con más rapidez que teniendo una entrada oval, por lo que se necesita volver a tensar las estacas cada cierto tiempo. En días de mucho viento este tipo de entrada no llega a cerrar tan bien como la entrada oval, por no tener el escalón que permite fijar la parte de abajo de la puerta.